Archivo de la categoría: Sin categoría

Homenaje al General Don José de San Martin

Una de las facetas menos conocidas del General Don José de San Martín es su amor por el arte y en particular por la música. No sólo aprendió guitarra, sino que llevó la música argentina a Chile y Perú con el Ejercito de los Andes.

Ya en Francia, San Martín conoció a Giacomo Rossini con quien desarrolló una relación por medio de su amigo Alejandro Aguado. Incluso ciertos investigadores sostienen que San Martín estuvo en la función inaugural de Guillermo Tell -última ópera del compositor- el 3 de agosto de 1829 en la Ópera de París.

La obertura de esa ópera llegó luego a ser la conocida música del Llanero Solitario.

Mozarteum San Juan celebra el aniversario del fallecimiento del General San Martín compartiendo la Obertura de Guillermo Tell, interpretada por la orquesta “Voces para La Paz” dirigida por Miguel Roa, en Madrid.

Mozarteum San Juan, siempre junto a la comunidad sanjuanina.

Día del padre – 20 de junio de 2021

Leopold Mozart junto a sus hijos Wolfgang y María Anna

Desde Mozarteum San Juan queremos celebrar el día del padre mencionando a los padres de algunos músicos célebres.

Leopoldo Mozart fue el padre de Wolfgang Amadeus Mozart. Era músico y acompañó a sus hijos, Wolfgang y María Anna en conciertos por Europa. Transcendió como un padre que explotó el talento de su hijo, pero también lo asistió en temas musicales hasta que Wolfgang -por rebeldía y genialidad- comenzó a resistirse a sus consejos. La imagen es de un cuadro representando a Leopold tocando música con sus hijos.

Giovanni Vivaldi fue un barbero que se convirtió en músico e introdujo a su hijo, Antonio, en la práctica del violín. Con los años Giovanni trabajó junto con su hijo y hasta lo acompañó en una gira por Florencia, Italia. Se sentía feliz porque su hijo estaba siguiendo sus pasos.

Algunos padres que no estuvieron contentos con sus hijos músicos. El padre de George Frideric Haendel quería que él fuera abogado y no le permitía tener instrumentos. Si bien murió cuando su hijo tenía 11 años, había hecho todos los arreglos para que su hijo estudiara leyes.

Finalizamos mencionando el apoyo de un padre que hizo de todo por la carrera de su hijo. Fue posadero y no sabía nada de música. Pero Bernhard Mahler estaba convencido del potencial de su hijo e ignoró las malas evaluaciones académicas sobre Gustav. Así, lo instó a inscribirse tanto en el Conservatorio como en la Universidad de Viena. Lo hizo para que “los demás pudieran conocer el genio musical que él siempre había visto en su hijo”.

¡Feliz día del padre!